Hospital Regional Universitario Carlos Haya Malaga Hospital Regional Universitario Carlos Haya Malaga Hospital Regional Universitario Carlos Haya Malaga
 
  • Sitio
  • Web
Estas aqui >   Comunicación > Sala de Prensa

Ver Artículo

15

Marina Tirado en un momento del taller en el Hospital Civil

Esta actividad, organizada por la Asociación Malagueña de Afectados de Polio y Postpolio y la Unidad de Rehabilitación del Hospital Regional, forma parte de un proyecto común de colaboración

La Unidad de Gestión Clínica (UGC) de Medicina Física y Rehabilitación del Hospital Regional de Málaga y la Asociación Malagueña de Afectados de Polio y Postpolio (AMAPyP) han celebrado el primer ‘Taller de autocuidados y tratamiento rehabilitador’. Esta actividad tiene como objetivos sensibilizar a los profesionales sanitarios sobre esta patología y aumentar el conocimiento de los afectados respecto al autocuidado y mantenimento funcional, con el fin de mejorar su calidad de vida.

El taller está enmarcado dentro del proyecto común de colaboración presentado por AMAPyP a la dirección de los hospitales Regional y Clínico, en el seno de la Comisión de Participación Ciudadana, y forma parte del Plan Estratégico de Difusión y Atención Postpolio en la provincia de Málaga 2013-2014.

Para la directora de la UGC de Rehabilitación, Marina Tirado, “este taller es fruto de la colaboración que desde Rehabilitación se quiere mantener con las asociaciones de pacientes y sus cuidadores, y esperamos que sirva para mejorar la satisfacción y, sobre todo, la calidad de vida de las personas que sufrieron en su día una enfermedad tan discapacitante como la poliomielitis”.

El objetivo es programar a lo largo del año más actividades de este tipo, eminentemente prácticas, que ayuden a las personas afectadas a mejorar el autocuidado, controlando sus síntomas y manteniendo el mayor nivel funcional posible, así como facilitar la información y el acceso a los servicios sanitarios.

Tras una primera introducción de carácter clínico sobre el síndrome postpolio, una fisioterapeuta y una terapeuta ocupacional de la Unidad de Rehabilitación han realizado la sesión práctica sobre autocuidados y ergonomía, enseñando ejercicios para realizar en domicilio, medidas de higiene postural, información sobre ayudas técnicas, etc., encaminados a promover la salud y conseguir una mejor calidad de vida.

Sobre este primer taller de autocuidados, la presidenta de AMAPyP, Mercedes González, afirma que “deseamos fomentar el autocuidado y encauzar el autoconocimiento bajo la supervisión de profesionales de la salud, estableciendo pautas saludables. Pretendemos, en definitiva, que el paciente sea también agente responsable de su propia salud sensibilizando, además, a los profesionales en el conocimiento y atención sobre los problemas que estamos padeciendo.
Son muchos los efectos tardíos de la polio que nos están aquejando en esta etapa de nuestras vidas y vemos cómo vamos perdiendo funcionalidad y aumento de nuestro grado de discapacidad. Esperamos que esta actividad nos facilite un poco más nuestro día a día”.

Síndrome postpolio

El síndrome post-polio (SPP), reconocido por la OMS en el año 2007, se define como el deterioro funcional progresivo que aparece varias décadas después de un episodio agudo de poliomielitis, una enfermedad infantil infecciosa causada por un virus.

Los afectados por el síndrome pueden manifestar fatiga inusual y cansancio muscular rápido; nueva debilidad muscular, tanto en aquellos músculos previamente afectados por la polio como en los que parecían no afectados; dolor muscular y articular; intolerancia al frío; y limitaciones para realizar actividades de la vida diaria. En algunos casos puede haber problemas respiratorios, o para tragar y trastornos del sueño.
Los últimos casos que se conocen datan del año 1984, fecha en la que Andalucía inició el Programa de Vacunaciones, logrando erradicar esta enfermedad. En España hay unas 40.000 personas afectadas de polio y la estimación de pacientes en Málaga, aunque no se conoce con certeza el número de personas afectadas, ronda las 2.300.

Dada la gran variabilidad de síntomas que pueden presentar los pacientes es necesaria la coordinación de un equipo multidisciplinar formado por los profe-sionales sanitarios con mayor competencia en la evaluación de los problemas de salud, entre los que se encuentran médicos rehabilitadores, neurólogos, traumatólogos, neumólogos, médicos de familia, fisioterapeutas, logopedas, terapeutas ocupacionales, enfermeras hospitalarias de enlace y trabajadoras sociales.

Desde la UGC de Rehabilitación se realiza la evaluación global del paciente con polio y SPP, así como el tratamiento rehabilitador integral que abarca desde la realización fisioterapia, prescripción de ayudas técnicas, entrenamiento en técnicas de ahorro de energía y orientación en la adaptación para las actividades de la vida diaria.
 

Publicado en: Año 2014
Datacontrol Tecnologías de la Información