Hospital Regional Universitario Carlos Haya Malaga Hospital Regional Universitario Carlos Haya Malaga Hospital Regional Universitario Carlos Haya Malaga
 
  • Sitio
  • Web
Estas aqui >   Comunicación > Sala de Prensa > Año 2012

Ver Artículo

07

Hospital Regional de Málaga

En el trabajo han participado especialistas de seis hospitales malagueños e investigadores del CIBER de Obesidad y Nutrición, dirigidos por internistas del Hospital Regional de Málaga

Un estudio multicéntrico realizado en 600 pacientes mayores de 50 años ingresados en Unidades de Medicina Interna de seis hospitales malagueños evidencia la alta prevalencia de fracturas vertebrales asintomáticas no diagnosticadas.

Las fracturas vertebrales son más frecuentes en la población mayor de 50 años y más de la mitad de estas no presentan síntomas. En concreto, en las mujeres el riesgo de fractura aumenta a partir de la menopausia y en varones a partir de la sexta o séptima década de la vida.
Además, algunas enfermedades asociadas tales como la artritis reumatoide, enfermedad celiaca o enfermedades renales y hepáticas, pueden condicionar el inicio temprano de la osteoporosis.

En el trabajo, coordinado por especialistas de la Unidad de Gestión Clínica de Medicina Interna del Hospital Regional de Málaga, han participado además internistas de los hospitales comarcales de Antequera, Axarquía y Serranía de Ronda; la agencia pública sanitaria del Costa del Sol; la clínica privada Parque de San Antonio; e investigadores del Centro de Investigación Biomédica en Red (CIBER) de Obesidad y Nutrición.

El objetivo del estudio era conocer si realmente existe un infradiagnóstico de este tipo de fracturas en esa población.
Los resultados confirmaron los hallazgos de otros estudios previos que indican una elevada prevalencia de osteoporosis no conocida, y la inercia tanto en el diagnóstico de la patología como en el registro e instauración de medidas terapéuticas, ratificando la tendencia, por parte de los clínicos, a no instaurar medidas de prevención secundaria en pacientes que ya han sufrido una fractura.

Así, en el corte de prevalencia se realizó a los pacientes ingresados una radiografía de tórax lateral para detectar la presencia de fracturas vertebrales asintomáticas. Se excluyeron aquellos que hubieran tenido traumatismos previos, o un proceso oncológico.

Los resultados mostraron que el 14% de los pacientes tenían una fractura vertebral que no había sido identificada y que, en el informe de alta, solo en el 8% se registraba el diagnóstico y establecía el tratamiento para la osteoporosis.

El riesgo de sufrir una segunda fractura, de cadera y vertebral, es mayor en personas que, habiendo tenido una fractura vertebral asintomática, no se han tratado.

Por este motivo los especialistas insisten en la necesidad de seguir las recomendaciones de los consensos nacionales y europeos en cuanto a la implantación de medidas de prevención tanto primaria -identificando a pacientes con alto riesgo de fracturas- como secundaria, con el fin de evitar fracturas recurrentes en personas que ya las han tenido.

Actualmente, la identificación de pacientes en riesgo de sufrir fracturas se realiza mediante una herramienta –el índice de FRAX – que mide parámetros de estilos de vida, enfermedades asociadas y consumo de fármacos. Un índice elevado indica al clínico la conveniencia de instaurar un tratamiento de prevención primaria mediante suplementos de calcio y vitamina D, y tratamiento con fármacos específicos para la prevención de osteoporosis.

En pacientes que ya han sufrido fracturas, será necesario establecer medidas de prevención secundaria que contemplan una dieta rica en calcio, ejercicio físico en carga y evitar tóxicos tales como el alcohol y el tabaco, así como evitar en la medida de lo posible algunos medicamentos que predisponen a la osteoporosis, tales como los corticoides y la heparina.
 

Publicado en: Año 2012
Datacontrol Tecnologías de la Información