Hospital Regional Universitario Carlos Haya Malaga Hospital Regional Universitario Carlos Haya Malaga Hospital Regional Universitario Carlos Haya Malaga
 
  • Sitio
  • Web
Estas aqui >   Comunicación > Sala de Prensa > Año 2012

Ver Artículo

03

Profesionales de la Unidad de Tracto Genital Inferior (UGC de Obstetricia y Ginecología) en el Hospital Materno Infantil

El pasado año 66 mujeres, de entre 25 y 55 años, con lesiones precancerosas se sometieron a una conización, evitando así la progresión hacia el cáncer

La vacunación frente al virus del papiloma humano (VPH) es la otra forma de prevención y proteger frente a los tipos más frecuentes del virus. El objetivo de la vacuna es la prevención de lesiones precancerosas del cuello y del cáncer de cuello, así como de las lesiones precancerosas de la vulva. Desde la Unidad del Tracto Genital Inferior, perteneciente a la Unidad de Gestión Clínica de Ginecología y Obstetricia del Hospital Materno Infantil de Málaga, se ofrece atención sanitaria a mujeres diagnosticadas o en riesgo de presentar una patología tumoral ginecológica, en concreto, cáncer de cuello, endometrio y vulva.

Para los expertos, el diagnóstico precoz mediante la realización de citologías y la vacunación frente al VPH son las dos formas de luchar frente a este tipo de cáncer.

La citología cérvico-vaginal permite diagnosticar de forma precoz lesiones precancerosas, ante las cuales el tratamiento indicado es una sencilla intervención quirúrgica denominada conización que consiste en extirpar –en forma de cono - la zona del cuello afectada; y continuar con revisiones periódicas, que incluye la citología anual.

El 42% de las 1.725 mujeres que fueron atendidas el pasado año en la Unidad de Tracto Genital Inferior acudían por primera vez al centro sanitario remitidas desde sus médicos del centro de salud, al haberse detectado en su citología un resultado anómalo.

De estas, el 9% (66 mujeres, de entre 25 y 55 años) presentaban lesiones precance-rosas por lo que tuvieron que someterse a una intervención quirúrgica (conización), con lo que se evitó la progresión de la lesión hacia el cáncer de cuello.

Solo cuatro pacientes, de las 66, fueron diagnosticadas de cáncer de cuello (de un tamaño solo visible mediante microscopio) por lo que se les realizó una conización curativa, gracias a la cual pudieron conservar su útero y preservar así la fertilidad.

La conización cervical previa a un embarazo puede tener como efectos secundarios el incremento de parto prematuro, bajo peso del recién nacido y rotura prematura de membranas. Por ello en las pacientes con deseos de fertilidad se realizan las conizaciones del menor tamaño que sea posible.

El cáncer de cuello uterino está causado por el virus del papiloma humano (VPH), del que existen unos cien tipos distintos, aunque solo 15 tienen capacidad para provocar un cáncer. De estos, los tipos 16 y 18 son los causantes del 75% de los cánceres de cuello.

Estudios sobre este virus, que se transmite mediante contacto sexual, indican que 8 de cada 10 personas entrarán en contacto con el virus en algún momento de su vida. Aunque, afortunadamente, la mayor parte de las mujeres que sufren una infección por un virus del papiloma humano de alto riesgo lo eliminan.

Entre los factores de riesgo de infección por el virus se encuentra la edad de inicio de relaciones sexuales, el número de parejas previas que tuvo cada componente de la pareja, el tabaquismo, la no utilización del preservativo y la inmunosupresión.


Desde la Unidad del Tracto Genital Inferior, integrada en la Sección de Ginecología Oncológica de la UGC de Ginecología y Obstetricia del Materno Infantil de Málaga, se hace hincapié en la necesidad de luchar frente al cáncer de cuello uterino a través de la citología periódica – que varía en función de la edad y las características de la paciente - y la vacunación. El Hospital Materno Infantil realiza una media de 1.500 citologías anuales.

 

Publicado en: Año 2012
Datacontrol Tecnologías de la Información