Hospital Regional Universitario Carlos Haya Malaga Hospital Regional Universitario Carlos Haya Malaga Hospital Regional Universitario Carlos Haya Malaga
 
  • Sitio
  • Web
Estas aqui >   Comunicación > Sala de Prensa > Año 2012

Ver Artículo

24

Hospital de Día Pediátrico del Materno Infantil de Málaga

Todos los pacientes del programa de inducción de tolerancia oral específica para niños alérgicos a las proteínas de la leche y el huevo han conseguido comer los alimentos a los que antes eran sensibles

La Unidad de Alergia Infantil del Hospital Materno Infantil de Málaga, que pertenece a la Unidad de Gestión Clínica de Pediatría, ha atendido a 68 pacientes, entre 5 y 14 años, con alergia alimentaria a las proteínas de la leche y del huevo dentro del programa de inducción de tolerancia oral específica iniciado hace más de dos años.

En concreto la Sección de Alergia Alimentaria (que pertenece a la Unidad de Alergia Infantil) ha tratado 68 niños - 44 con intolerancia a la leche y 24 a la del huevo - con resultados muy satisfactorios, ya que la totalidad de ellos han conseguido comer los alimentos a los que antes eran sensibles.

La intolerancia a la leche y el huevo es la alergia alimentaria más frecuente en las primeras etapas de la vida, y el tratamiento consiste en sustituir la leche de vaca por una fórmula de leche de vaca altamente hidrolizada o por un preparado a base de leche de soja.
Esta alergia alimentaria suele ir remitiendo pasados los 2 - 3 años y cerca del 80% de los niños se desensibilizan a los 4 ó 5 años de edad, superando de forma natural esta situación en lo que se conoce como alergias transitorias.

Los síntomas de una reacción alérgica a estos alimentos – independientemente de la cantidad- son muy diversos pudiendo ir desde un picor transitorio de la boca y dolor abdominal hasta un cuadro de anafilaxia severa.

Solo los niños con un alto grado de sensibilización – con cifras de inmunoglobulina específica (IgE) en sangre superior a 100 kDa - en los que persiste la intolerancia a partir de esta edad son los candidatos a iniciar el programa de inducción de tolerancia específico que se realiza en el Hospital de Día del Materno Infantil.

El tratamiento no está exento de riesgos siendo frecuente que se produzcan reacciones de diverso grado por lo que debe realizarse siempre bajo supervisión médica y en el ámbito hospitalario.

El programa de desensibilización es un tratamiento personalizado que consiste en administrar dosis crecientes del alimento implicado en la alergia, de forma controlada y en medio hospitalario, hasta alcanzar la cantidad de una ración normal que debe mantenerse de forma constante a diario y durante largo tiempo en domicilio. De esta forma se consigue la desensibilización al alimento y el niño puede llegar a tomar una dieta normal que incluya alimentos, hasta ahora ‘prohibidos’, sin riesgo de sufrir una reacción alérgica.

El programa incluye el entrenamiento de los padres en el reconocimiento de posibles reacciones alérgicas y del tratamiento de estas.

La duración del tratamiento, hasta conseguir la desensibilización, es muy variable oscilando como mínimo entre las 11 ó 16 semanas – para la leche y el huevo respectivamente – y el año. La tolerancia se consigue a partir de la desensibilización, y pueden ser necesarios 1 ó 3 años más.

A pesar de lo costoso del tratamiento en tiempo y dedicación, los resultados y el grado de satisfacción de los pacientes y sus familias es elevado, y las ventajas para el niño son evidentes pues le permite llevar una vida social normalizada y mejorar la calidad de vida de forma significativa.
 

Publicado en: Año 2012
Datacontrol Tecnologías de la Información