Hospital Regional Universitario Carlos Haya Malaga Hospital Regional Universitario Carlos Haya Malaga Hospital Regional Universitario Carlos Haya Malaga
 
  • Sitio
  • Web
Estas aqui >   Comunicación > Sala de Prensa > Año 2012

Ver Artículo

14

 

Inauguración de la Jornada de Prevención de Riesgos Ergonómicos en el Hospital Regional de Málaga

La implantación de medidas preventivas, como tablas de transferencia y grúas para la movilización de pacientes, tienen como objetivo luchar contra los accidentes laborales por sobreesfuerzos

Las Jornadas Técnicas sobre Riesgos Ergonómicos en centros sanitarios han reunido hoy en el Hospital Regional de Málaga a medio centenar de profesionales con el objetivo de presentar las mejores herramientas metodológicas de evaluación de riesgos ergonómicos a los responsables de prevención de instituciones públicas y privadas.

La medición de los riesgos ergonómicos, ya sean derivados de las condiciones de trabajo o de la manipulación manual de personas con movilidad reducida, evalúa aquellas actuaciones que pueden ocasionar un daño debido al esfuerzo físico y postural, y tiene como fin la implantación de medidas preventivas para evitarlo.

Profesionales de las Unidades de Prevención de la Provincia de Málaga, miembros de servicios de prevención, técnicos en prevención de riesgos laborales y profesionales de la Universidad de Málaga y sindicatos debaten las ventajas y características de las dos metodologías más utilizadas en la evaluación de riesgos ergonómicos en centros sanitarios, y que pueden ser complementarias.

La metodología MAPO (Movement and Assistance of Hospital Patients) evaluación del riesgo por manipulación manual de pacientes) permite evaluar el riesgo ergonómico asociado a la manipulación o manejo del paciente teniendo en cuenta las características del entorno donde se produce, tales como la tarea en sí misma, número de trabajadores que la realizan, formación de los trabajadores, medios mecánicos utilizados, dimensiones e instalaciones de la habitación, y características y grado de dependencia del paciente.

El método REBA (Rapid Entire Body Assessment) permite el análisis conjunto de las posiciones adoptadas por los miembros superiores del cuerpo (brazo, antebrazo, muñeca), del tronco, del cuello y de las piernas. Además, define otros factores que considera determinantes para la valoración final de la postura, como la carga o fuerza manejada, el tipo de agarre o el tipo de actividad muscular desarrollada por el trabajador. Permite evaluar tanto posturas estáticas como dinámicas.

El Hospital Regional de Málaga utiliza desde hace dos años el método MAPO para evaluar los riesgos ergonómicos, ya que permite medir más elementos y ofrece datos más fiables y precisos con los que valorar las medidas de prevención más adecuadas.

Así, la implantación de medidas preventivas, como tablas de transferencia y grúas para la movilización de pacientes utilizadas en las áreas de hospitalización, quirófanos y Urgencias, tiene como objetivo dar soluciones y minimizar el riesgo ergonómico por sobreesfuerzo al que están expuestos los trabajadores.

El pasado año, el 13% de los accidentes de trabajo registrados en el centro sanitario se debieron al sobreesfuerzo, siendo el personal más afectado los celadores, auxiliares de enfermería y pinches de cocina.

En las jornadas participa la directora del Centro de Prevención de Riesgos Laborales de la Consejería de Empleo en Málaga, Manuela Mojarro, que ha hecho hincapié en la importancia de integrar la gestión de la prevención en la gestión empresarial.

El encuentro técnico está organizado por la Unidad de Prevención de Riesgos Laborales del centro sanitario, perteneciente a la Dirección de Servicios Generales, junto con la Cátedra de Seguridad y Salud en el Trabajo de la Universidad de Málaga y el Centro de Prevención de Riesgos Laborales de la Consejería de Empleo.

Esta actividad sigue las líneas estratégicas del Servicio Andaluz de Salud para promover lugares de trabajo saludables con el fin de mejorar la calidad en la prestación de servicios sanitarios, y está prevista su celebración de forma periódica en el Hospital Regional de Málaga como parte de la formación del personal.

Las Jornadas Técnicas sobre Riesgos Ergonómicos en centros sanitarios han reunido hoy en el Hospital Regional de Málaga a medio centenar de profesionales con el objetivo de presentar las mejores herramientas metodológicas de evaluación de riesgos ergonómicos a los responsables de prevención de instituciones públicas y privadas.

La medición de los riesgos ergonómicos, ya sean derivados de las condiciones de trabajo o de la manipulación manual de personas con movilidad reducida, evalúa aquellas actuaciones que pueden ocasionar un daño debido al esfuerzo físico y postural, y tiene como fin la implantación de medidas preventivas para evitarlo.

Profesionales de las Unidades de Prevención de la Provincia de Málaga, miembros de servicios de prevención, técnicos en prevención de riesgos laborales y profesionales de la Universidad de Málaga y sindicatos debaten las ventajas y características de las dos metodologías más utilizadas en la evaluación de riesgos ergonómicos en centros sanitarios, y que pueden ser complementarias.

La metodología MAPO (Movement and Assistance of Hospital Patients) evaluación del riesgo por manipulación manual de pacientes) permite evaluar el riesgo ergonómico asociado a la manipulación o manejo del paciente teniendo en cuenta las características del entorno donde se produce, tales como la tarea en sí misma, número de trabajadores que la realizan, formación de los trabajadores, medios mecánicos utilizados, dimensiones e instalaciones de la habitación, y características y grado de dependencia del paciente.

El método REBA (Rapid Entire Body Assessment) permite el análisis conjunto de las posiciones adoptadas por los miembros superiores del cuerpo (brazo, antebrazo, muñeca), del tronco, del cuello y de las piernas. Además, define otros factores que considera determinantes para la valoración final de la postura, como la carga o fuerza manejada, el tipo de agarre o el tipo de actividad muscular desarrollada por el trabajador. Permite evaluar tanto posturas estáticas como dinámicas.

El Hospital Regional de Málaga utiliza desde hace dos años el método MAPO para evaluar los riesgos ergonómicos, ya que permite medir más elementos y ofrece datos más fiables y precisos con los que valorar las medidas de prevención más adecuadas.

Así, la implantación de medidas preventivas, como tablas de transferencia y grúas para la movilización de pacientes utilizadas en las áreas de hospitalización, quirófanos y Urgencias, tiene como objetivo dar soluciones y minimizar el riesgo ergonómico por sobreesfuerzo al que están expuestos los trabajadores.

El pasado año, el 13% de los accidentes de trabajo registrados en el centro sanitario se debieron al sobreesfuerzo, siendo el personal más afectado los celadores, auxiliares de enfermería y pinches de cocina.

En las jornadas participa la directora del Centro de Prevención de Riesgos Laborales de la Consejería de Empleo en Málaga, Manuela Mojarro, que ha hecho hincapié en la importancia de integrar la gestión de la prevención en la gestión empresarial.

El encuentro técnico está organizado por la Unidad de Prevención de Riesgos Laborales del centro sanitario, perteneciente a la Dirección de Servicios Generales, junto con la Cátedra de Seguridad y Salud en el Trabajo de la Universidad de Málaga y el Centro de Prevención de Riesgos Laborales de la Consejería de Empleo.

Esta actividad sigue las líneas estratégicas del Servicio Andaluz de Salud para promover lugares de trabajo saludables con el fin de mejorar la calidad en la prestación de servicios sanitarios, y está prevista su celebración de forma periódica en el Hospital Regional de Málaga como parte de la formación del personal.

 

Publicado en: Año 2012
Datacontrol Tecnologías de la Información