Hospital Regional Universitario Carlos Haya Malaga Hospital Regional Universitario Carlos Haya Malaga Hospital Regional Universitario Carlos Haya Malaga
 
  • Sitio
  • Web
Estas aqui >   Comunicación > Sala de Prensa > Año 2021

Ver Artículo

29

Desde 1981, un equipo multidisciplinar de todas las categorías ha logrado que más de 4.000 niños sean intervenidos por patologías cardiacas

El Hospital Materno Infantil cumplió el pasado 23 de octubre 40 años de la primera intervención de cirugía de corazón a un menor. Esta intervención se realizó a una niña de 6 años, Silvia, que padecía una comunicación interauricular. Tras la misma, unos días después, en concreto el 27 de octubre, se llevó a cabo la segunda habiendo realizado, hasta la actualidad, más de 4.000 intervenciones de este tipo.

El delegado de Salud y Familias en Málaga, Carlos Bautista, ha asistido al acto conmemorativo junto a profesionales que intervienen en este tipo de patologías: desde el diagnóstico prenatal en Ginecología, hasta Cardiología, Cirugía Cardiovascular, UCIP, Anestesiología, Neonatología y Enfermería, junto a los perfusionistas, además de la primera paciente en intervenirse, una adulta sana que no ha requerido de más intervenciones: Silvia García.

En el mismo, Bautista ha felicitado al Hospital Materno Infantil, que cumple este 2021 cuatro décadas tras la apertura del centro en 1981, y ha agradecido la labor de los miles de profesionales que han trabajado y trabajan en él. “Vuestra vocación y compromiso son visibles en estas cifras, que demuestran cómo se dejan la piel por sacar adelante a los niños, desde las consultas y hasta que son dados de alta en planta”, ha señalado.

En mayo de 1981, el Hospital Materno Infantil abrió sus puertas como parte del entonces Hospital Carlos Haya, hoy renombrado como Hospital Regional Universitario de Málaga. El nuevo edificio abrió sus puertas con el propósito específico de proporcionar asistencia sanitaria a las mujeres, madres y niños de la provincia. Por aquel entonces la Cirugía Cardiovascular ya había dado sus primeros pasos unos años atrás, siempre en pacientes adultos.

El responsable de Cirugía cardiovascular infantil, Enrique Ruiz, ha explicado que desde la apertura del centro en 1981 y hasta la fecha, la especialidad ha variado notablemente, mejorando los márgenes de seguridad y precisión en estas intervenciones. “En estos 40 años el avance en la tecnología en relación con la circulación extracorpórea y todos los sistemas de seguridad que usamos en el quirófano y en el postoperatorio han sido espectaculares. Tenemos material específico para toda la edad pediátrica, desde el recién nacido hasta el adolescente. Es por esto por lo que hoy día, más del 95% de los niños con cardiopatía congénita sobreviven a estas operaciones y llegan a la vida adulta”, ha dicho.

“Algunos sólo se operan una vez, como Silvia. Otros en cambio, necesitan de varias operaciones y mucho trabajo en la infancia para hacer posible que lleguen a adultos. En cualquier caso, trabajamos siempre para que lleven una vida adulta llena de plenitud. Por eso podemos estar todos orgullosos de que el Materno lleve tantos años dando vida a las familias de Málaga”, ha concluido Enrique Ruiz.

En el acto también ha estado presente la enfermera de quirófanos Rosa Mena, que trabaja en el centro desde el año 1983. Esta ha explicado cómo desde las primeras cirugías hasta la actualidad los equipos de enfermería han trabajado “codo con codo” con los facultativos y el resto de profesionales. “El papel de la enfermera es fundamental desde la consulta de Ginecología hasta las de planta, pasando por neonatología, UCIP y quirófanos. Es un orgullo contribuir desde los cuidados a la recuperación de los niños”, ha señalado.

La primera paciente en intervenirse, Silvia García, ha relatado emocionada sus recuerdos en torno a aquella operación. Con 6 años, necesitaba operarse porque tenía una comunicación interauricular, un agujero dentro del corazón entre dos de las cavidades llamadas aurículas. Es una de las cardiopatías congénitas -malformaciones presentes al nacimiento- más frecuentes en España. La paciente fue operada por un equipo de profesionales dirigidos por Norberto González de Vega, secundado por los doctores Julio Gutiérrez y Manuel Ferreiros. “Tengo un vago recuerdo de aquellos días y conservo el periódico en el que se contó mi historia. Siempre he sabido que era la primera niña, nunca más he necesitado ser operada. Soy una mujer sana gracias a la labor de los profesionales que decidieron montar un equipo de pediatría en el Materno”, ha dicho.

La intervención

Cada año, en la sección de cardiología pediátrica se atienden a más de 5.000 niños con diferentes problemas cardíacos. Algunos incluso antes de nacer, gracias a la unidad de Cardiología Fetal. Otros, a las pocas horas del nacimiento, a cargo de los neonatólogos o de los pediatras.

Una vez se determina que el corazón del menor tiene un problema, los cardiólogos pediátricos intervienen en el diagnóstico, tratamiento y seguimiento del niño. El responsable del servicio en el Materno, Ignacio Zabala, señala que los casos más frecuentes son los soplos funcionales, las taquicardias, los síncopes y los dolores torácicos en niños y adolescentes. En la mayor parte de los casos estos pacientes precisan una sola visita donde en único acto se les realiza todas las pruebas necesarias para el diagnóstico.

Existe otro grupo de niños que tienen una anomalía más compleja de la estructura del corazón y que precisan revisiones más frecuentes y tratamiento mediante cateterismo o cirugía. Estos niños en la mayor parte de los casos se intervienen en los primeros años de vida para conseguir el mejor desarrollo del niño.

En ocasiones, estos menores precisan de una intervención a cargo de los cirujanos cardiovasculares infantiles, en la que también intervienen los anestesiólogos, los perfusionistas si se precisa de una máquina de circulación extracorpórea, y las enfermeras. La intervención tiene una duración media de 5 horas y en la misma trabajan una decena de profesionales hasta su conclusión.

Así, Enrique Ruiz señala que las cirugías a corazón abierto necesitan de una máquina especial que es la que hace posibles estas cirugías. “Se trata de una máquina compleja porque hace de corazón y pulmón durante la cirugía puesto que para que los cirujanos puedan arreglar el problema presente en el corazón del niño, es preciso pararlo y que esté vacío de sangre para poder ver bien las estructuras. Esta máquina se llama circulación extracorpórea y su manejo es llevado a cabo por los perfusionistas. Luego, al final de la cirugía, el corazón del niño se pone en marcha de nuevo, y poco a poco se le da el trabajo de bombeo de vuelta y al final se desconecta de la máquina y continúa solo, ya reparado”, agrega.

Una vez concluye el equipo quirúrgico, el paciente es trasladado a la UCI de Pediatría, donde un equipo multidisciplinar se ocupa del periodo postoperatorio. El responsable de esta unidad, José Camacho, explica que entre las principales complicaciones a las que han de hacerse cargo los intensivistas pediátricos se encuentran complicaciones hemodinámicas (bajo gasto cardiaco, arritmias, taponamiento cardíaco, etc.), respiratorias (derrames pleurales, atelectasias, quilotórax, etc.), renales (insuficiencia renal y trastornos iónicos), hematológicas (trombosis y hemorragias), digestivas, hepáticas y neurológicas, entre otras.

“Por ello, el personal de UCIP, tiene una alta cualificación y dispone de todos los recursos, incluida la ECMO (oxigenación membrana extracorpórea) para solventar cualquier incidencia. Es fundamental un alto nivel de monitorización de constantes vitales, cada día de mayor complejidad, para que el personal de UCIP se pueda anticipar y solucionar las distintas complicaciones que puedan ocurrir”, señala Camacho, que refiere la implicación del equipo de la UCIP a nivel emocional. “Una de las principales actitudes que tienen, es su alto nivel de humanización, dando soporte emocional y acompañamiento tanto a los pacientes como a sus familiares, en esos complicados momentos”, concluye.
 

Publicado en: Año 2021
Datacontrol Tecnologías de la Información