Hospital Regional Universitario Carlos Haya Malaga Hospital Regional Universitario Carlos Haya Malaga Hospital Regional Universitario Carlos Haya Malaga
 
  • Sitio
  • Web
Estas aqui >   Comunicación > Sala de Prensa

Ver Artículo

21

Hoy se celebra el Día Mundial del Alzheimer, una jornada para visibilizar esta enfermedad y favorecer el cuidado del paciente y el familiar

La Unidad de la Memoria del Hospital Regional Universitario de Málaga hace seguimiento del deterioro cognitivo a más de 2.000 pacientes cada año. De estos, entre un 80 y un 90% padecen la enfermedad del Alzheimer. Anualmente, los profesionales de este servicio diagnostican a 500 personas con este síndrome, cuyo día mundial se conmemora hoy.

Esta unidad, integrada en el servicio de Neurología del centro sanitario, está formada por dos neurólogos y una neuropsicóloga clínica, que atienden de forma multidisciplinar, con ayuda de Trabajo Social, a estos pacientes. El grueso de los diagnósticos de esta consulta pertenecen a la enfermedad de Alzheimer en sus distintos estadios. El resto de las demencias pertenecen a otros grupos diagnósticos; aproximadamente un 10% son diagnosticados de demencia con cuerpos de Lewy, un 10% de demencia vascular y otro 10% demencia frontotemporal. Un 5% se relaciona con demencias sintomáticas de otro tipo de enfermedades incluidos traumatismos craneoencefálicos, enfermedades sistémicas o trastornos psiquiátricos, entre otros.

A pesar de que esta enfermedad va en aumento a consecuencia del envejecimiento de la población, la detección precoz cumple un papel fundamental para frenar el avance del deterioro cognitivo con el objetivo de su estabilización, si bien se trata de una enfermedad en la que la muerte de las células es inevitable. El neurólogo José Antonio Reyes explica que en la unidad se establece el diagnóstico de la enfermedad con criterios de neuroimagen estructural y funcional y despistaje analítico de simuladores de EA como la sífilis tardía por ejemplo. "También en casos seleccionamos realizamos estudio de biomarcadores de líquido cefalorraquídeo midiendo niveles de beta amoloide, tau y fosfotau para confirmar la enfermedad en casos dudoso y/o en pacientes jóvenes", agrega.

El perfil del paciente con Alzheimer es el de una persona anciana con diferentes patologías que presenta fallos de memoria de los episodios recientes de su vida. El factor de riesgo más importante para padecer Alzheimer es la edad, puesto que a partir de los 65 años aumenta el riesgo de padecerla hasta llegar al tercio en la población de mayores de 85.

Esta enfermedad neurodegenerativa se caracteriza por la merma progresiva e insidiosa de las capacidades cognitivas, fundamentalmente la memoria episódica, es decir, la información reciente que recogemos de nuestro medio en los últimos minutos, horas, días, semanas y meses; pero la información autobiográfica y más antigua sí permanece intacta hasta fases muy avanzadas. La región cerebral afectada en esta enfermedad es el hipocampo, que es la estructura encargada de recoger la información y codificarla para distribuirla por otras zonas del cerebro.

"La detección precoz es fundamental pero más importante aún es la prevención, no sólo en edades avanzadas, sino durante las edades medias de la vida: cuidarnos, realizar ejercicio físico, llevar una dieta sana, no fumar, limitar al máximo el consumo de alcohol y ser intelectualmente activos. Estas medidas, conocidas por todos, actualmente son las más útiles para prevenir la demencia y una vez detectada la enfermedad retrasar su progresión", señala Reyes, que recuerda que las patologías neurodegenerativas suponen un problema de salud de primer nivel sobre todo en países desarrollados, donde la esperanza de vida es mayor, ya que el principal factor de riesgo para desarrollarlas en la propia edad.

La Unidad de la Memoria del Hospital Regional Universitario de Málaga dispone de tratamiento para los síntomas cognitivos y conductuales de la enfermedad como donepezilo, rivastigmina, galantamina, memantina, antidepresivos y antipsicóticos. No obstante, el neurólogo recuerda que los factores de riesgo modificables más importantes para desarrollar la enfermedad son el consumo de tabaco, alcohol, la hipertensión arterial, la diabetes, sedentarismo, obesidad, exceso de colesterol, la poca estimulación cognitiva y el bajo nivel cultural.
 

Publicado en: Año 2021
Datacontrol Tecnologías de la Información