Hospital Regional Universitario Carlos Haya Malaga Hospital Regional Universitario Carlos Haya Malaga Hospital Regional Universitario Carlos Haya Malaga
 
  • Sitio
  • Web

U.G.C. de Neonatología

 

La misión específica del Servicio de Neonatología es la de “proporcionar los cuidados necesarios para procurar la salud y el bienestar de los RN, tanto sanos como enfermos de su área de influencia, buscando los máximos niveles de calidad de vida y la implicación en los cuidados y el bienestar de sus familias, siendo además motor de formación continuada profesional y social”.


Desde hace unos años a nivel nacional, se está introduciendo una nueva forma de abordar el cuidado de los RN ingresados en Centros Sanitarios, que consiste en centrar dichos cuidados en medidas que favorezcan el desarrollo de estos RN sobre todo de los mas inmaduros y, lo más importante, implicar en la prestación de estos cuidados a los padres, a la familia. Esta nueva orientación, en la que nuestra Unidad se está implicada desde hace unos años, se denomina Cuidados Centrados en el Desarrollo y en la Familia.


Estos cuidados suponen la puesta en marcha de una serie de medidas que cuidan y controlan tanto el ambiente que rodea al RN (control de ruidos, control de intensidad lumínica, manipulación mínima, etc.) como el microambiente (control del dolor con medidas no farmacológicas, succión no nutritiva, medidas posturales de contención en flexión, etc.) así como la promoción de la lactancia materna, la libre entrada de padres a la Unidad durante las 24 horas del día, y la realización de talleres formativos para padres, que les permitan formarse e implicarse en los cuidados de su bebé.


En resumen, un nuevo enfoque en el cuidado del RN, en el que nuestra Unidad junto a otras Unidades de Neonatología a nivel nacional, está implicada, con el protagonismo de los profesionales de la misma para su puesta en marcha y con el protagonismo de las familias de los RN ingresados para su aplicación.


Por otra parte, y en un intento de clasificar a nuestros RN, debemos considerar su madurez que será la que determine el nivel de cuidados necesarios y por tanto el nivel de recursos consumidos durante su ingreso, cuando éste sea necesario.


Atendiendo a estos criterios, podemos clasificar a nuestros recién nacidos en:


Nacido vivo: La Organización Mundial de la Salud (OMS) lo define como la expulsión o extracción completa de la madre de un producto de la concepción, independiente de la duración del embarazo, que después de dicha separación, respira o muestra cualquier otra forma de vida, como latido cardiaco, pulsos en el cordón umbilical, o movimientos de los músculos voluntarios; se haya cortado, o no, el cordón umbilical o se haya desprendido, o no, la placenta. Cada producto de este nacimiento es considerado como un RN vivo.


1. Pretérmino o prematuro: todo RN menor de 37 semanas de gestación completas, o menor de 259 días completos de gestación.


2. Término: todo RN después de la semana 37 y hasta las 42 semanas de gestación, o lo que es lo mismo desde el 259 a 294 días de gestación.


3. Postérmino: todo nacimiento posterior a las 42 semanas o 294 días de gestación.


4. Pretérminos o prematuros tardíos: se consideran dentro del grupo de los RN prematuros y se refiere a los nacidos entre las 34 y 36 semanas completas (238 a 259 días), y merecen mención especial por su alta incidencia de morbimortalidad, por ser considerados casi a término y por tanto casi maduros y ser permisivos cuando no proactivos en su edad gestacional de nacimiento.


Atendemos a todo recién nacido que presente al nacimiento signos vitales, con la salvedad de patología incompatible con la vida. En este último grupo, existe el proyecto de puesta en marcha junto con la UGC de Obstetricia y Ginecología de los denominados Cuidados Paliativos Perinatales, aplicable al manejo prenatal, perinatal y posnatal de las gestaciones en las que se establece el diagnóstico prenatal de anomalía o enfermedad fetal incompatible con la supervivencia prolongada postnatal, y en los que la familia decide no interrumpir la gestación, y acompañar a su hijo/a hasta el final de sus días.


Los avances en nuestro terreno asistencial han hecho que sobrevivan recién nacidos de inmadurez extrema, hasta el punto de que recién nacidos con una edad gestacional ≤ 23 semanas crea importantes conflictos éticos al neonatólogo que debe decidir en breve tiempo si prestar medidas extraordinarias o no, y que debe siempre que sea posible por la evolución del trabajo de parto, informar conjuntamente con el equipo obstétrico a los padres, para ayudar a estos en la toma de decisiones.


Recientemente se ha consensuado con la UGC de Ginecología y Obstetricia un “Protocolo de manejo de la gestación y nacimiento en el límite de la viabilidad 23-25 semanas de gestación”, fruto de la colaboración de ambas UGCs en un Grupo de Trabajo formado por Obstetras especializados en alto riesgo obstétrico y Neonatólogos de nuestro Centro.


Consideramos que el recién nacido es el producto final de un proceso natural y fisiológico, y consecuentes con esta idea, nos comprometemos a potenciar la baja intervención y la humanización en el proceso de parto y nacimiento y estamos implicados tanto la Unidad como sus profesionales, en el Proyecto de Humanización a la Atención Perinatal en Andalucía, puesto en marcha en nuestro Centro el pasado año de 2009.


Dentro de la política de Calidad y Seguridad, estamos comprometidos con los criterios establecidos por el Hospital, cumpliendo e implicándonos en el desarrollo de los objetivos pactados anualmente en el Acuerdo de Gestión entre la Unidad y la Dirección Gerencia del Centro.


Especial importancia cobra el desarrollo del sistema de registro de eventos adversos en el que los profesionales a través de la aplicación informática de la página web del Hospital, y de forma anónima y confidencial, pueden notificar aquellos eventos adversos que se produzcan como consecuencia del proceso asistencial de la Unidad. Justo es reconocer que para la puesta en marcha de esta aplicación informática, hemos contado con el apoyo del Observatorio para la Seguridad del paciente de la Agencia de Calidad Sanitaria de la Consejería de Salud.


Asimismo, dentro de la política de calidad, nuestra Unidad ha seguido a través de la Agencia de Calidad sanitaria de Andalucía, el programa de Acreditación de Unidades de Gestión Mejora_C, siendo acreditada con el nivel Avanzado en Diciembre de 2009, pasado las visitas de mantenimiento de Acreditación en 2011 y 2013 y recientemente en Octubre de 2014, hemos logrado la Reacreditación de la Unidad con el nivel de Acreditación Avanzado.


Desde la apertura del Hospital Universitario Virgen de la Victoria en Mayo de 1989, la asistencia neonatal en dicho Centro ha sido desempeñada por personal médico perteneciente a la plantilla del Hospital Regional. En 2002, la entonces sección de Neonatología del Servicio de Pediatría del Hospital Carlos haya, se convierte en Unidad de Gestión Clínica de Neonatología, y en 2005, se constituye la Unidad de Gestión Intercentros de Neonatología, al integrarse el personal de Enfermería y Auxiliares de Enfermería del Hospital Virgen de la Victoria en dicha Unidad.

 

© 2018 Hospital Regional Universitario Carlos Haya.
Subdirección de Tecnologías y Sistemas de Información.

Sólo son válidos los documentos originales debidamente firmados por el órgano competente. La documentación colocada en este sitio sólo tiene efectos a nivel informativo.

Datacontrol Tecnologías de la Información